(Liga TDP) Competitividad a tope

13 de Noviembre de 2018. 5:22 pm.

Luego de defender en el campo de juego los colores Rojinegros en su etapa como jugador, Omar Flores se encarga hoy en día del representativo de Liga TDP o Tercera División de La Furia. Los Zorros mantienen un buen paso en su circuito, ubicándose en segundo lugar del Grupo 11, con 18 puntos. Sobre la primera etapa de torneo, Flores compartió su análisis en una breve charla.

“Creo que el arranque ha sido bastante bueno, con cuatro victorias consecutivas, con algunos partidos complicados, ganándole a Chivas en el Clásico… Hemos tenido un buen inicio en términos generales, a pesar de que tuvimos un par de tropiezos. Me parece que todavía podemos hacerlo mucho mejor, pero el equipo se ha mostrado de muy buena forma, con el objetivo de seguir creciendo y mejorando el nivel mostrado”, comentó el ex zaguero.

En esta competición, el estratega se enfrenta a la reglamentación sobre la edad de los jugadores, que lo obliga a tener al menos un jugador categoría 2003 y dos 2002, o menores, dentro del campo en todo momento. Acerca de ello, explicó que “es un tema complejo al que tienes que ponerle atención, porque juegas con chavos de 19 años y con otros de 14. Por ejemplo, tengo chicos categoría 2004, que son los menores, pero es lo que lo hace entretenido y retador, sacar el máximo provecho de la regla para que los jóvenes aprendan de jugar con los más grandes para su crecimiento”.

Los Zorros se encuentran ubicados en el Grupo 11 de la Liga TDP, que lo pone con equipos de la región de Jalisco, Nayarit y Sinaloa. “Yo pedí que jugáramos en este grupo, porque me parece que el nivel competitivo es alto, hay equipos bastante interesantes, sobre todo con las condiciones de cancha, de ambiente, que es totalmente diferente para los jóvenes”, agregó el técnico.

A diferencia de las categorías inferiores de Liga MX, el profe Omar considera que la Tercera División presenta un escenario retador para los jugadores en cuanto a atmósfera y manera de juego. “Normalmente hay presión de tribuna, como cuando nos tocó jugar en Ciudad Guzmán, ante Mazorqueros, con la grada llena, que sirva para que los chavos sientan ese tipo de ambiente. Es un tipo de fútbol diferente porque es de más velocidad, más roce, más lucha; no tanto de calidad, que ahí podemos tomar ventaja porque los muchachos la tienen, por lo que es sumarle al esfuerzo que ya hacen”.

Finalmente, las jornadas disputadas le han dejado aprendizajes al guerrerense, mismos que busca imprimir en el juego de su equipo. “Primero, tendremos que reflejar en el marcador lo que venimos haciendo en la semana y en la cancha. Me parece que ante Mazorqueros dimos un buen partido, el equipo intentó jugar a pesar de las malas condiciones del campo, teníamos el ambiente en contra, pero al final no supimos poner el marcador la gran actuación que tuvimos. Ahora queremos ganar los tres puntos en los próximos encuentros y hacerlo de gran forma”.

Comunicación Atlas FC

INSTAGRAM